La FDA aprueba consumo de la piña rosada transgénica

La piña rosa se desarrolló sobreexpresando un gen de la misma piña y otro derivado del naranjo dulce (Citrus × sinensis), y silenciando los genes de dos enzimas de la piña mediante ARN de interferencia, para mantener la pulpa de la fruta más rosada y más dulce y aumentar finalmente la producción de licopeno, un compuesto con propiedades anticancerígenas.

Imagen relacionada

Seguir leyendo