ELABORACIÓN DE UN COLIRIO OFTALMOLÓGICO

ELABORACIÓN DE UN COLIRIO OFTALMOLÓGICO

La aplicación de lo aprendido en beneficio de la humanidad es algo de bastante importancia para el mundo de la ciencia, especialmente para la química. Si los estudiantes no experimentan en el laboratorio y no aplican lo aprendido en clases, lamentablemente lo olvidaran y no habrá una experiencia satisfactoria de aprendizaje. El mundo real de la química, se vive en el laboratorio, mediante las observaciones, mediciones, hipótesis, interpretaciones, entre otros. Por tal razón, en el laboratorio en casa de hoy, te dejamos una opción sencilla que te servirá para llevar a cabo tu proyecto de química y no fallar en el intento.

Reactivos a utilizar
  • 0,05g de tetraoxosulfato (VI) de zinc
  • 2,5g de ácido bórico
  • 100ml de agua destilada

 

Procedimiento
  • En un vaso de precipitados o en algún otro envase de vidrio, añade 100ml de agua destilada.
  • Agrega 2,5g de ácido bórico y 0,05g de tetraoxosulfato (VI) de zinc.
  • Finalmente, agita hasta que la solución quede completamente homogénea, es decir, hasta que el ácido bórico y el tetraoxosulfato (VI) de zinc se disuelvan completamente.
  • Envasa en un recipiente que tenga cuentagotas.
  • Usa una gota en cada ojo para refrescar la vista.

 

FUENTE
  • Suárez F, Freddy. Química: Ejercicios de Laboratorio. Editorial romor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies